Saltar al contenido →

Agarrando pueblo, la verdadera miseria

Hace cuarenta años que se empezó a grabar Agarrando Pueblo (1978), pero su vigencia está intacta, uno puede decir que nada ha cambiado, con justa  razón, se puede decir que tanto lo real como lo que se quiere mostrar sigue siendo tratado como en este corto. La disciplina de hacer cine documental ha caído como una fábrica de embutidos, dentro, haciéndolos, da arcadas por cómo se maquina.

eltonillodeklaus-agarrando-pueblo-luis-opina-carlos-mayolo

Esta es la base desde donde se pronuncia la pornomiseria, término que describe la forma de hacer cine grabando a la pobreza o falseando situaciones para luego venderlas en Europa y ganar festivales.

Carlos Mayolo y Luis Ospina, ambos integrantes del Grupo de Cali, decidieron grabar este mockumental (aún no se le llamaba así en ese entonces) ya que las críticas en papel no alcanzaban.

2924995675_075c483e30

Desde un comienzo Agarrando Pueblo puede producir arcadas. La desfachatez impera en toda la primera parte de la película, se va diluyendo cuando vemos el colofón o desde que entendemos el cómo-va, pero el tratamiento de los directores compone una ética paupérrima, como un comportamiento del más bajo nivel humano: se esmeran por grabar la miseria, mendigos, hijosdeputa, locos, etcétera. Lo curioso es que graban a un taxista y le cuentan que lo que quieren grabar es la miseria, el taxista ni se inmuta, sabe que es parte de eso.

agarrandopueblo

Una de las escenas más penosas es en la fuente con unos niños. Les hacen desvestir y les tiran dinero al agua para que vayan a recogerlo. Todo eso un buen rato, alrededor hay personas viendo el acto hasta que se arma un debate o algo parecido. Hay un cierto reclamo, pero también conformidad. Hay impresión, pero también normalización.

La excusa es que se está filmando para un canal alemán, el cual les pagará por esas imágenes de la miseria en Cali y que por el apuro empezarán a falsear escenas como en la parte final donde se contrata a personas para que actúen como una familia pobre.

agarrando_2

El desenlace es aún más elocuente que todos los minutos anteriores. La crítica aflora y como un producto disruptor tiene un giro muy inteligente y consecuentemente humano. Se habla con una persona en aparente miseria en vez de mostrar su pobreza superficialmente. Tanto Mayolo como Ospina hacen en base a una conversación el entendimiento de qué hacen sus colegas con respecto a la miseria, aunque al comienzo ellos hayan empleado la misma práctica que critican.

Agarrando Pueblo es una sátira de la tendencia en ese momento, algo que hasta ahora no ha cambiado. Tal vez podemos decir que se ha afianzado al ver tantos estereotipos, más en ficciones como las series y las novelas plagadas de narcotraficantes.

agarrando_1-520x245

Además de su contenido crítico, hay cuestiones visuales que adornan y resaltan lo que quiere decir la parodia como la utilización de las cámaras y el color. Una a colores que es la que supuestamente graba lo que se enviará a Alemania, que son las imágenes de la gente pobre y otra es la que está detrás de las cámaras que sigue al director y al camarógrafo el cual está en blanco y negro. Una metáfora de lo real a color vivo y otro en escala de grises representando la miseria de su ética.

Documental completo

Become a Patron!

Tal vez te interesen estos artículos

Las Tabas, de culto.#musica #documental #rockperuano

Posted by Scésar Gecé on Tuesday, February 21, 2017

hosting wordpress

Publicado en Cine

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *