Saltar al contenido →

El Otro Hermano, amoralidad real

Quizás Bajo este sol tremendo (Carlos Busqued) era un mejor título para El otro hermano (Israel Adrián Caetano, 2017). La primera es la novela en la que se basó esta película y en cuyo nombre está mejor proyectada la metáfora del cinismo y amoralidad que nos comparte esta historia.

El film parte desde la espera de Duarte (Leonardo Sbaraglia) a Cetarti (Daniel Hendler), dos personas cuyas personalidad en un primer vistazo se ven antepuestas: uno más apagado que el otro. Esta cuestión irá en crescendo hasta que la fatalidad entre en juego.

Cetarti llega a un pueblito, llamado por Duarte, a reconocer a su madre y a su hermano. Duarte le aconseja que se quede mientras intentan cobrar un seguro de forma ilegal. El primero acepta porque es desempleado y para juntar dinero e irse a Brasil.

el-otro-hermano-2

El perfil que nos muestra Cetarti es de un tipo sumiso, gris y que a lo vemos aceptando ilegalidades como lo del seguro o, casi al final, con un trabajo para Duarte. Incluso se muestra igual cuando va a reconocer el cuerpo de su madre y su hermano, pero en esta secuencia Adrián Caetano ha tenido la sutileza de “sensibilizarlo” en una acción: vomitar por ver el cráneo destrozado de su madre. Esto es suficiente para decirnos que Cetarti no es anormal, sino que es tan igual a nosotros y al como él, también estamos en un lugar paupérrimo, viendo la ilegalidad y dejando que pasen cosas frente a nuestras narices sin hacer nada: Cetarti es fiel a la figura del ser humano moderno.

El-otro-hermano-uape

Por otro lado Duarte es todo ese poder ilegítimo que nos encara, que nos cansa y que aún así lo vemos, le saludamos y compartimos. Duarte tiene casi el poder del convencimiento, nos enamora con sus ideas o sus planes ya que todo es con guita en mano, así es como su poder se acrecentó y se acrecienta ante Cetarti y es como es, un completo descarado. Sbaraglia ha encarnado un tipo tan fehaciente a la realidad que obtuvo un premio en el Festival de Málaga.

el-otro-hermano-1

La historia enmarca a estos y más personajes en una maraña amoral donde está bien o normal hacer cualquier cosa de su conveniencia. Duarte lo encarna de una perfecta manera secuestrando y violando sin importar si fuese una persona con síndrome de down, también vende porros, coimea, etcétera; Cetarti al obedecer las irregularidades que sin saber a ciencia cierta se las huele y sigue adelante, el desapego para con sus familiares: luego de incinerarlos bota sus cenizas para guardar su dinero y bota las cosas que había juntado su hermano; incluso hay una escena donde el hijo de una secuestrada no quiere pagar por el rescate haciéndose el desentendido de un dinero.

elotrohermanoweb

Y es así cómo aquí no hay buenos y ni malos, sino personas que empujan sus carros a hacia donde puedan, tratan de sobrevivir de cualquier forma.

Mucho más interesante es cómo se desenvuelven estos personajes en su entorno. Como Duarte es un ser muy activo, su entorno es general, el pueblo, nunca se le ve enmarcado como en una oficina que solo se muestra una vez y no parece una oficina sino una sala, el otro lugar que frecuenta es la casa de Danielito (Alián Devetac), un ayudante, donde no hace más que mandar.

elotrohermanox523

En el caso de Cetarti el entorno viene a ser una cuestión más profunda. La casa en donde se queda es la de su hermano muerto el cual está llena de cosas inservibles. Curiosamente Cetarti no ordena ni limpia como una finalidad de comodidad o estética, sino, lo hace para vender. Las colecciones de cualquier cosa que encuentra hace de la casa un lugar vivo, con memoria que está siendo vaciada quizás como quien olvida su historia, como pasa en estos tiempo; ya que a Cetarti lo hemos descrito, por más hermético que sea, como un sujeto igual a nosotros, este accionar no nos desacomodaría esa imagen del todo. Incluso hay una reacción al respecto, uno totalmente inesperado, su puerta es embestida por una vaca que luego se va. La naturaleza y los recuerdos tienen que ver mucho con El otro hermano. Cetarti llega a vender casi todo lo que había en la casa a excepción de un axolote que extrañamente llama la atención de Danielito, quien sería su medio hermano.

 

Tal vez te interesen estos artículo

IFDVC, principios y fundamentos de hacer nueva y buena música#mathrock #primerdisco #IFDVC #rockperuano

Posted by Scésar Gecé on Wednesday, August 9, 2017

Publicado en Cine

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *