Saltar al contenido →

Hudson el redentor, el fracaso constante

La adolescencia es la última cadena de ladrillos de los cimientos, pero si algo sale mal, tal vez se pueda arreglar en un futuro, cosa que no pasa en la historia del Chato y sus amigos en un barrio del distrito de Magdalena, allá por los noventas.

Las drogas, el enamoramiento, el racismo, el barrio, el fútbol y la rebeldía son esas características que todos pasamos cuando llegamos a esa edad difícil de la juventud, últimos colegiales, pre adultos. En esta ocasión sirven para una historia en la cual las vidas desarrolladas parecen irse a un pozo, si quizás ya no lo estaban, terminando de maneras, algunas, fatales y, otras, no deseadas.

hudson-el-redentor-nuevo-texto.jpg
Segunda edición. Animal de Invierno y La Travesía, 2013.

Hudson el redentor de Diego Trelles Paz combina varios estilos de escritura, varios temas ya vistos, siendo los más resaltantes Los Cachorros y Conversación en La Catedral de Mario Vargas Llosa y Los inocentes de Oswaldo Reynoso como las influencias más directas.

El libro está compuesto por cuentos (también se les puede leer como capítulos de una novela) en los cuales se combinan las voces tanto del narrador como del personaje tratado. En varios de ellos Trelles trata de salirse de la continuidad de una sola narrativa: utiliza recursos como un diario personal, programas de radio, diálogos en diferentes lugar y tiempo, etc.

El tema principal de Hudson el redentor es el fracaso encarnado por el mismo Hudson que en su presencia discontinua demuestra todo esos sueños que se derrumban a lo largo del tiempo. El Chato lo admira de cierta manera, pero al saber la verdad deja de hacerlo y se avergüenza de su situación en la que ha acabado él mismo tras perseguir sus añoranzas de ser escritor.

Además de Hudson está un personaje que sí forma parte en la historia regular: José Maravilla Lescano. Otro símbolo de la decadencia y que casualmente es futbolista, casualidad que hace enlace hacia el alicaído deporte nacional de paupérrima actualidad cuando se le compara, como se hace en el libro, con el pasado.

hudson075
Caleta Libros, 2001

La sensación que nos produce Hudson el redentor es castrante y amarga al ver lo que no pueden hacer sus personajes y lamentarse por ello. La época y el lugar donde se sitúan, la dictadura fujimorista y Magdalena, son solo detalles ante una problemática permanente, estable e insoluble, algo que logra con la ubicación de Hudson en Quilca, en  el Centro de Lima, un lugar que se mantiene igual con el paso del tiempo, alegoría del personaje que da nombre al libro.

Diego Trelles Paz (Lima, 1977) publicó esta su primera novela en el 2001 con 24 años. Ha sido finalista del Premio Rómulo Gallegos y ganó el Francisco Casavella con el libro Bioy en el 2012. También publicó El círculo de los escritores asesinos en el 2005 y Adormecer a los felices en el 2015. Ha editado antologías como Zoetrope All Story: The Latin American IssueEl futuro no es nuestro Narradores de América Latina nacidos entre 1970 y 1980The Future Is Not Ours: New Latin American Fiction.

Become a Patron!

Tal vez te interesen estos artículos

hosting wordpress

Por si les gustó el sufrimiento y el sacrificio en La Pasión de Cristo.

Posted by Scésar Gecé on Sunday, January 29, 2017

Comments

comments

Publicado en Libros

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *